¿Por qué explotaron las baterías del Note 7?

Samsung está por enviar nuevas unidades del Note 7, con baterías fabricadas por otra compañía para garantizar que los flamantes teléfonos no estallen en llamas por combustión espontánea como tú cuando usas el metro en hora pico. Pero, ¿Qué fue lo que salió mal con las primeras?



Entendiendo a las baterías

Vamos al lado ñoño con el doctor Donald R. Sadowat, experto en materiales químicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts que le explicó a la revista TIME como es que funcionan las baterías y que fue lo que, probablemente, pasó con las de Samsung.
Las baterías que usan los teléfonos son de Ion de litio y tienen dos electrodos separados por un electrolito. En este caso, el electrodo negativo está hecho de alguna especie de carbon, como el grafito, y el electrodo positivo esta hecho de óxido de algún metal, como el óxido de cobalto o el óxido de manganeso de litio.  
El electrolito tiene que ser una solución no acuosa para que el litio vaya de un electrodo a otro. No se puede usar ácido o una solución alcalina como en las baterías convencionales, y esto es parte del problema porque se utiliza un líquido orgánico volátil e inflamable que disuelve la sal de litio y permite que el litio vaya de un electrodo a otro.

El caso de Sony

Sadoway recuerda la ocasión, hace como 10 años, cuando Sony tuvo una situación similar com computadores portátiles. Las unidades explotaban en llamar por causa de la batería.

Lo que pasó fue que, durante el proceso de manufactura, pequeñísimas partículas de metal terminaron en donde el electrolito... bajo la acción de la corriente eléctrica, estos fragmentos de metal se alinearon, formando una cadena de metal de un electrodo a otro.  Si tenemos corriente circulando por este filamento, habrás convertido el espacio donde están los electrodos en un horno con tostador marca Oster. Esto causa que la corriente se haga cortocircuito, genere mucho calor, que el electrolito se infle y después, ya sabes, explote.
Si la temperatura es lo suficientemente alta, el óxido de metal que tiene el electrodo negativo comienza a liberar oxígeno, y eso es muy peligroso... En términos técnicos, ahora se volvió una bomba. Tienes combustible y oxígeno en el mismo lugar al mismo tiempo.

Uniendo las explicaciones

Sony no tiene nada que ver en este asunto, pero la explicación sirve para que el Doctor formule una teoría de que pudo haber pasado con las baterías de Samsung.

Podría ser una casualidad estadística en el proceso de elaboración... o quizás había algunos pedacitos de virutas de metal, alguna clase de corto circuito. Pero parece que, por lo que podido leer, el fuego ocurre cuando la gente pone a cargar los teléfonos. Eso significa que mientras ellos están forzando corriente a través [del dispositivo], hay una reacción diferente aparte de solo cargar la batería. Primero comienza cargando la batería y termina en un escape térmico.

¿Son seguras las baterías de Ion de Litio?

"Pueden ser manufacturadas de forma segura", afirma Sadoway. La mayoría de las baterías operan sin algún incidente (al menos mi teléfono ni mi reloj han explotado en llamas), y han sido menores los reportes de teléfonos explosivos (sin contar los del Note 7).

Las baterías de Ion de Litio son prueba de que la humanidad busca transportar mucha energía en un tamaño más pequeño. Los procesos de manufacturación garantizan baterías seguras para el consumidor, aunque a veces ocurren excepciones como el caso del Note 7, las lapsos de Sony e incluso la SHIELD de Nvidia.

¿Y Samsung?

Samsung ya está preparando su Programa de Reemplazo Voluntario en algunos países, para entregar unidades nuevas. Las nuevas unidades tendrán una estampa con la letra S en la batería, para distinguirlas de las afectadas.

Aunque las baterías de Ion de Litio advierten ser flamantes, un uso adecuado puede darle una larga vida a tu dispositivo y ahorrarte una factura costosa en el hospital. Si tienes un Note 7, no seas necio: apágalo y acude a reemplazarlo.

FUENTE: TIMES


Lo más visto