Baterías defectuosas del Note 7 fueron hechas por Samsung SDI

Durante los días recientes, se ha visto que los Galaxy Note 7 son muy propensos a explotar o inmolarse esporádicamente. En recientes avances, se dio a conocer que la fabricante de las baterias defectuosas sería una de las filiales de Samsung.

Galaxy Note 7 afectado por bateria defectuosa.


Entendiendo el problema

En agosto de 2016 se anunció el Samsung Galaxy Note 7, phablet insignia de la surcoreana Samsung que, en teoría, vendría a brindar una experiencia enriquecida respecto al modelo anterior. Con un proecsador Exynos a 2,3 GHz, 4GB de RAM, una pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas con una resolución de 2560x1440 y el nuevo Corning Gorilla Glass 5, el cual protege la pantalla de romperse o rasparse con facilidad. Entre estas bondades, y el USB Tipo C, una flamante batería de 3500 mAh.

Desde septiembre, Samsung ha reportado millón y medio de unidades vendidas, y también habían comenzado a recibir los primeros reportes de Corea del Sur y Estados Unidos de terminales que explotaban durante o después de ponerlos a cargar. Fue cuestión de horas para que se dieran 35 reportes y Samsung prestase atención al problema.

Llama la atención la rapidez con la que Samsung empezó a tratar el problema, emitió un comunicado el día 2 de septiembre donde informan que, a grandes rasgos, están al tanto de la situación y reemplazarán las unidades afectadas con unas nuevas que no tengan sorpresitas además de garantizar que están investigando el problema y trabajando en ello.

Conteniendo el problema

Samsung envió el teléfono a 10 países. Para ser más quisquillosos, envió el teléfono afectado a un total de 2.5 millones de distribuidores en estos 10 países. 

Para esta fecha, el fabricante surcorano ya ordenó el cese inmediato de ventas del Galaxy Note 7. Desafortunadamente, y como informa Consumer Reports, Samsung hizo el reclamo de unidades afectadas de forma ilegal, al menos en los Estados Unidos, al no avisar a la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor, O CPSC en Inglés, la cual debería ocuparse de garantizar que todos los distribuidores de aquel país recogan las unidades afectadas.

Consumer Reports es pesimista: Asegura que no hacer este llamado de forma oficial afecta a los clientes y sigue siendo un riesgo porque puede que más unidades afectadas siguan a la venta, unidades que representan un peligro.

Mientras todo lo anterior transcurre en el marco legal estadounidense, Samsung ya retiró 1 millón de unidades por el fallo de la batería en los equipos.

Las medidas de contención, junto con el escándalo en combo, costarón a Samsung 7 billones de dolares de su valor en el mercado internacional, según Reuters.

La solución

Samsung elaboró un programa de intercambio de los teléfonos afectados en los Estados Unidos con los principales operadores. Dicho programa se aplicará en las próximas semanas a los demás países con unidades afectadas, México está entre ellos.

¿Y las baterías defectuosas?

Curiosamente, el fabricante de las baterías defectuosas es una filial de la surcoreana, Samsung SDI Co. LTD., la cual lleva operando desde 2014 según The Korea Herald. En cuanto Samsung se percató, la compañía matriz encargó la fabricación de las baterías a la compañía China ATL.


Samsung prepara la recogida de 2.5 millones de unidades y, según expertos en Bloomberg, el chistesito le saldrá en 1 billón de dolares aunque "valdrá la pena".

Mientras Samsung pasa un episodio de drama, y acción dirigido por Michael Bay, Apple se prepara el día 7 para presentar, probablemente, los siguientes teléfonos de su marca. Suena a que todo estuvo premeditado, pero los accidentes siempre están a la vuelta de la esquina.

Lo más visto