Allo, el mensajero de Google no apto para globalifóbicos


Google siempre está innovando, y últimamente se interesó por perfeccionar canales de comunicación para sus usuarios comunes con el lanzamiento de Allo y Duo, aplicaciones esperadas desde el Google I/O 2016. Hace unos meses fue Duo y ahora tocó el lanzamiento de Allo.



Conociendo Allo

Allo es el nuevo cliente de mensajería de Google, eso es obvio. Al ser Google, habrá quien se oponga al uso de Allo, como Edward Snowden quien publicó en Twitter que, según el, la nueva App es una esponja que recolecta cada texto, imagen y nota de voz enviado para ponerlo a disposición de las autoridades. Mientras averiguamos si esto es verdad o no, vamos a ver como funciona la app.


Es intuitiva

El encanto de Allo y Duo y varias aplicaciones como WhatsApp radica en la simplicidad para obtener los contactos; con el número de teléfono basta para agregarlos. Una vez dentro de la App, solo tenemos que iniciar una nueva conversación pulsando el botón flotante. Podemos hacer un chat individual o en grupo.

Las ventanas de conversación, a diferencia de otras apps, no tienen un fondo de pantalla que podamos cambiar. Google se aseguró de que todo se trate sobre lo que decimos o enviamos sin distracciones. Las burbujas de conversación tienen colores bonitos, vibrantes pero no llegan a ser irritantes, además de armonizar con el fondo de pantalla que a duras penas es perceptible.

Google, ¿Estás ahí?

Otra de las cosas que distinguen a Allo de Messenger de Facebook, Telegram y sus Bots o de la "linealidad" de WhatsApp es el asistente de Google integrado en la plataforma.



Google Assistant es como el contacto creepy que no te gustaría tener. Está dentro de las conversaciones, o en tu lista de contactos y tu eliges como invocarlo. Por el momento aún no está disponible en español y sigue en fase de pruebas, pero funciona bien con lo que le pidas: Buscar un lugar, personas, direcciones, juegos, bromas, chistes, entretención aleatoria, etc.

Google Assistant aprende de nuestras conversaciones, de lo que decimos para ser especificos, y nos provee de respuestas inteligentes que podemos enviar con un tap. Igual, solamente en Inglés, de momento.

Dibujitos y Stickers

Mientras WhatsApp es tu tío que trata de aprender chistes nuevos para estar en onda (Si, odio WhatsApp), Telegram y demás clientes de mensajería se intentan acercar al mundo de los Stickers. Allo viene con una tiendita de Stickers, aunque aún no convencen del todo además de estar evidentemente dirigidos, en su mayoría, al público hindú.



También podemos tomar fotos dentro de la misma conversación y editarla con Stickers y dibujitos, algo así como Snapchat. Aunque esto solo funciona, por ahora en Android porque iOS ya tiene Super Mario Run y como que ya es mucho.

Ah, también le puedes cambiar el tamaño al texto, para simular un grito o un susurro.

No apto para 'globalifóbicos'

Aunque Google hizo hincapié en proteger la seguridad de sus usuarios y la privacidad de sus conversaciones, Snowden siempre no está loco. Allo tiene un modo de incógnito que elimina nuestros mensajes, pero los mensajes comunes no salen encriptados lo que lo hace inseguro.

El motivo: Para mejorar nuestra experiencia con el bot y las respuestas automáticas, debemos permitir que nuestros mensajes sean leídos y almacenados por el destinatario y por la Inteligencia Artificial de Google.
Nuestra postura es simple: el historial de tu chat se guarda (en el servidor de Google) hasta que tú elijas borrarlo. Se pueden borrar mensajes o conversaciones
Aunque la vocera de Google trató de tranquilizar a la gente, haciendo transparente la nueva postura, es destacable que aplicaciones como WhatsApp ya incluyan una encriptación entre usuarios por defecto y no recurran a este tipo de recursos.



Allo está disponible para descargar en Google Play e iOS y es gratis.


Lo más visto